Barajan opciones para reducir la venta informal en Loja

Un sector de los comerciantes autónomos utilizará chalecos y gorras identificativos.

La venta informal se ha convertido en tema de discusión en la comunidad, pues muchas personas reclaman que la situación está prácticamente incontrolable, sobretodo de quienes ofrecen verduras, frutas, alimentos y más.

Según comenta Carlos Cartuche, a más de los alrededores del mercado Central, en el Mayorista la situación es peor, “ocupan media calle, es un caos porque se toman un carril para ellos, reducen el espacio para doble carril y los peatones en constante peligro”, argumenta.

Regulación

Carlos Gines Molina, presidente de la Asociación ‘El Señor es mi pastor’, afirma que el martes de la semana anterior mantuvieron un diálogo con el alcalde de Loja, Jorge Bailón Abad y más funcionarios del Municipio. “Propuse usar unos chalecos, unos carnets y unas gorras para que nos puedan identificar ya que somos pocos (47)”, afirma.

Hoy prevén tener una nueva reunión a las 09:00 para analizar algunos temas. Los chalecos son de color rojo lo mandaron a confeccionar los informales a un costo de 5 dólares, aunque el Municipio les ubicará un sello. Gines destacó el cambio de los policías municipales “ya no llegan como en la anterior administración con palo y garrote”, refiere.

Gines es consciente que hay un caos en la ciudad con la venta, por lo que quieren colaborar para cambiar la situación.

Catastro

Galo Guerrero Celi, coordinador del Municipio de Loja, afirma que está realizando un catastro el Departamento de Planificación para inventariar las actividades que cumplen los informales. “Nos van a entregar el informe y con eso partimos para tomar decisiones”, sostuvo.

Afirmó que se puede realizar la ampliación de los mercados Central y Gran Colombia. Sobre los identificativos, el funcionario, dice que ubicarán en los chalecos los códigos de barras para evitar proliferación.

Visita

El concejal, Patricio Lozano Lozano, cuenta que realizaron un recorrido a los mercados y pudieron identificar posibles soluciones. En el Centro Comercial observaron 14 puestos vacíos, “no los entregan porque hay mucha burocracia por lo que debe reformarse la ordenanza”, sostiene.

En la parte de descarga del Centro Comercial hay varias bodegas que las utilizan algunos comerciantes, por lo que consideran se debe abrir y permitir que ocupen otros vendedores.

Visitaron la tercera planta y van a pedir un criterio técnico para ver si pueden adecuar el lugar para ubicar el patio de comidas con las facilidades respectivas para acceder. La segunda opción es que en la zona de descarga puedan construir una planta y hacer una especie de bahía.

EL DATO

Entre las soluciones consta ampliar por lo menos dos centros de abasto.