UN DERRUMBE QUE GENERA CONFLICTO

Los carros dejaron de circular hace varios años. Municipio anuncia nuevos estudios.
En la calle Berlín del barrio San Cayetano Alto de la ciudad de Loja, la circulación vehicular se suspendió hace varios años debido al deslizamiento de tierra. Técnicos del Municipio de Loja anuncian la actualización de estudios para solucionar de manera definitiva esta problemática que causa preocupación y ha perjudicado a los habitantes de la zona.

Moradores

En el año 1999 varias viviendas de la calle Berlín se vieron afectadas por deslizamientos de tierra que pusieron en peligro la vida de los habitantes del sector.

Maribel Morocho ha visto como su familia ha sido afectada por este problema y recuerda que “el exprefecto Raúl Auquilla ayudó a mi padre a reconstruir la casa. La tierra la cubrió gran parte de la vivienda, en ese momento se advirtió que una piscina construida en la parte alta se fisuró y el agua se filtró”.

A María Morocho también se le ha cuarteado la vereda de su casa. Ella señala que cuando no existía la piscina no había derrumbes. “Toda la vida circularon vehículos por el sector, no había la piscina y tampoco filtraciones. Las autoridades van y vienen y no hacen nada”.

“Lo principal es desalojar la tierra y que se construya un muro, hay mucha maleza. Cuando realizamos compras tenemos que dar tremenda vuelta para llegar a nuestra casa”, menciona María Morocho.

El exprefecto Raúl Auquilla Ortega indica que este problema se generó hace mucho tiempo. “En nuestra administración hicimos algunos trabajos para ayudar a las familias del sector”, argumenta, al tiempo que advierte de la existencia de un estudio desarrollado por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), “ahí deben estar contempladas las causas reales”.

Un periodista de este medio de comunicación intentó obtener un criterio de los representantes de la SGR en Loja, pero nunca respondieron a las llamadas y mensajes.

Nuevos estudios

Cuando Diario La Hora solicitó información al Municipio de Loja inmediatamente los técnicos se movilizaron al sitio para observar los deslizamientos de tierra. Ariel Alberca jefe de diseño técnico y arquitectónico del Departamento de Planificación menciona que el origen del problema es por filtraciones de agua.

“Estos deslizamientos ocurrieron hace muchos años, hay un estudio que se desarrolló en 2013 en donde se plantea realizar unos drenajes para evitar derrumbes, pero hace un buen tiempo se ha podido notar que se estabilizó el terreno”, sostiene.

Según Alberca el estudio determina que hay “gran aporte de aguas que se filtraron de una piscina, la misma que ya no está en funcionamiento y por ende los terrenos se han estabilizado”. También explicó que es necesario tener claro el proyecto de habilitación de la calle por cuanto los cortes que se hagan pueden llevar a producir nuevos deslizamientos.

Asimismo, el funcionario hizo conocer que se ha designado un equipo técnico para que elabore el análisis y actualización del estudio existente. “Son más de cuatro años desde que se realizó el proyecto, vamos a enfocarnos para ejecutar obras complementarias para habilitar la calle”.

Responsabilidad

Víctor Leonardo Tello es el propietario de los terrenos en donde se presenta los deslizamientos de tierra. Él rechaza la versión de que los derrumbes se hayan producido por filtraciones de agua y responsabiliza al Municipio de Loja del problema, pues aduce que en la administración del exalcalde Jorge Reyes se entregó un permiso de construcción en donde se realizaron movimientos de tierra antitécnicos.

“El alcalde José Bolívar Castillo hace años ha exagerado diciendo que la piscina de la familia Tello es la causante de esto. En la alcaldía de Jorge Reyes el comisario de ornato Fito Valarezo es quien entregó el permiso para que bajo mis terrenos el señor José Espinosa Robles empiece a construir. Alquiló la maquinaria de Julio Valdivieso y se empezó a socavar el talud natural en mis terrenos, hicieron un trabajo mal hecho, dejaron el muro en contrapendiente y por el peso de la tierra se empezaron a producir deslizamientos”, precisa.

Además, asevera que han demostrado hasta la saciedad que la piscina nunca tuvo filtraciones y que fue construida a inicios de la década de los 80, mientras que los derrumbes se generaron a finales de los años 90. “Cuando se desempeñaba como Gobernadora Soledad Aguirre se hizo una reunión con técnicos de la Defensa Civil entre ellos Magno Rivera quien sostenía que existía una falla. Después intervino un técnico de Checoslovaquia especialista en derrumbes que nosotros contratamos y dispuso los desalojos. Han pasado 12 años terminé mi casa, vivo en ella no hay ninguna trizadura, la tierra que está en la calle simplemente debe limpiarse”, argumenta.

“Hemos descartado hasta la saciedad que la piscina sea la causa de los deslizamientos, los estudios reposan en los archivos de la Gobernación, mi padre se vio perjudicado, se cayó el muro de la piscina de su propiedad. Los daños se presentaron por el socavamiento de la parte baja en donde se quitó el pie de apoyo al muro, el mismo que fue autorizado por el Municipio”, enfatiza. (EVLL)

EL DATO
30 días le tomará al Municipio de Loja realizar un nuevo estudio.
LA FRASE
“Los daños se presentaron por el socavamiento de la parte baja en donde se quitó el pie de apoyo al muro”.
Víctor Leonardo Tello, propietario del terreno.