Los trabajadores del Municipio de Gonzanamá esperan respuestas

Los obreros municipales del cantón Gonzanamá continuaron ayer protestando a fin de que de parte del Municipio se les cancele los sueldos que están atrasados.

A diferencia del último miércoles, cuando se tomaron las instalaciones del Municipio y pusieron candado y llaves a las puertas de ingreso, ayer la protesta fue diferente. Los trabajadores llegaron a las 08:00 al canchón municipal y permanecieron ahí hasta las 16:30. Durante el transcurso de ese tiempo no cumplieron ninguna labor y estuvieron atentos para ver si podían dialogar con algún jefe departamental o con el mismo alcalde, Paulo Herrera Rojas, a fin de obtener una respuesta a sus pedidos de que se les paguen los salarios que están pendientes.

Luis Álvarez Acaro, secretario de Actas del Sindicato de Trabajadores del Municipio de Gonzanamá, indicó que durante el transcurso del día ningún jefe departamental ni el alcalde llegaron a la institución. Quien sí estuvo fue una secretaria, que según dice Álvarez Acaro, “no nos supo dar ninguna razón del financiero”.

La medida de ayer impidió que se realice la recolección de la basura en la ciudad de Gonzanamá. Diario La Hora intentó obtener el criterio del alcalde, Paulo Herrera Rojas, pero su teléfono celular estuvo apagado.

EL DATO

Más de 100 obreros son los que reclaman sus sueldos atrasados.