Se abre otro capítulo de la guerra comercial entre EE.UU. y China

REDACCIÓN INTERNACIONAL

La guerra comercial entre EE.UU. y China, que se ha recrudecido en las últimas semanas después de que ambos países hayan anunciado otra ronda de aranceles por un valor de 300.000 y 60.000 millones de dólares, respectivamente, tiene en la china Huawei la protagonista de su último capítulo.

En vez de utilizar gravámenes, EE.UU. ha asestado esta vez otro golpe a la economía asiática mediante la declaración de emergencia de la semana pasada por parte del presidente de EE.UU., Donald Trump, de prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con empresas extranjeras que supuestamente intentan espiar al país. En consonancia con esa medida, que cae en la categoría de barrera comercial no arancelaria, la tecnológica Google, entre otras compañías estadounidenses, ha anunciado que dejará de vender componentes y programas a Huawei, una de las empresas chinas de telecomunicaciones más importantes del mundo.
Ya no será lo mismo
El camino de Huawei para llevar las banderas de las conexiones 5G en el mundo y tener la marca de teléfonos inteligentes más vendida el próximo año no será el mismo luego de que la empresa fuera incluida en la lista negra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha escalado a tal punto, que Google restringió el acceso de la compañía a su sistema operativo. Una decisión que deriva en un duro golpe para la compañía, pues sus teléfonos no recibirán las actualizaciones que vengan de ese sistema.

Tecnología propia

El conglomerado ha dicho también que ha venido desarrollando su propia tecnología y que la está usando en productos que se venden en China, pero cuesta descifrar cuánto les costaría sacarla al mercado y ganarse la confianza de los usuarios, que están integrado en sus vidas el sistema operativo más usado del mundo.

De otra parte Huawei usa el sistema operativo de Microsoft para sus computadores portátiles. Sin embargo no se conoce hasta el momento ninguna medida o declaración de Microsoft al respecto.

Hasta nuevo aviso
°“China apoya a las empresas chinas para que tomen medidas legales y defiendan sus legítimos derechos”, aseveró escuetamente el portavoz de Exteriores, Lu Kang.

Alphabet, la casa matriz de Google, ha decidido cortar sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino tras la emergencia nacional declarada por el presidente Donald Trump, según fuentes citadas por Bloomberg.

Así mismo, los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, han informado a sus empleados que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.